RSS

Certificación de Sistemas versus Certificación de producto (y Parte II)

28 May

Continuando con lo que os comentaba en Certificación de Sistemas versus Certificación de producto (Parte I), existen también diferencias entre ambos tipos en cuanto al alcance de la certificación:

  • Certificación de Sistemas: Si una organización ya tiene un Sistema de gestión implantado y certificado, debe tener presente que dicho certificado no cubre, por ende, la certificación de los productos que la misma fabrica o de los servicios que ésta ofrece, sólo cubre la certificación del Sistema de gestión en sí. Por este motivo dichos productos y/o servicios no pueden ser etiquetados con el sello correspondiente a la certificación del Sistema de gestión.
  • Certificación de producto: Si de lo que dispone es de la certificación de producto y/o servicio, debe tener presente, de igual manera, que dicho certificado no cubre al 100 % la certificación del Sistema de gestión implantado, porque aún cuando es un requisito disponer de Sistema de gestión implantado para dicha certificación, en función del producto y/o servicio a certificar, puede que no todos los requisitos de la norma correspondiente al Sistema de gestión sean exigibles.

Es decir, que en ninguno de los dos casos, el alcance de una de las certificaciones es extendible a la otra. En caso de disponer previamente de uno de los dos tipos de certificación, el procedimiento para obtener el otro sería:

  • Certificación de Sistemas: En caso de que una organización tenga un Sistema de gestión implantado y certificado y desee además certificar uno o varios productos y/o servicios, ésta ha de solicitar dicha certificación aparte y cumplir los requisitos que cada Comité Técnico imponga al producto y/o servicio en cuestión, siendo el principal de ellos que la organización tenga implantado un Sistema de gestión, sin ser necesario que esté previamente certificado, con lo que si una organización ya dispone de él, tiene mucho camino ya realizado. Le quedará simplemente ver cuáles son los requisitos adicionales y los ensayos necesarios para el producto y/o servicio que quiera certificar.

Ambas certificaciones son independientes entre sí, aunque puedan compartir el Sistema de gestión que es único para cada organización, es decir, si se tiene certificado el Sistema y además el producto y/o servicio, se dispondrá de tantos certificados diferentes como productos y/o servicios se hayan certificado, además del propio del Sistema de gestión, que no tiene porqué ser diferente para cada tipo de certificación, y para cada uno de estos aspectos la organización deberá defender una auditoría diferente, que pueden coincidir en el tiempo o no. Asimismo puede darse el caso de que una organización quiera certificar sólo su producto y/o servicio, pero no su Sistema de gestión, que aún así sí que deberá implantarlo, aunque hoy en día lo más extendido es la certificación de Sistemas, porque suele resultar más económico por el encarecimiento que supone realizar los ensayos periódicos que se exigen para la certificación de producto.

Hoy en día existen muchas organizaciones certificadoras, cada una con sus ventajas y sus inconvenientesAENOR es sólo una de ellas, pero a nivel nacionalestá muy bien considerada, no sólo por su labor certificadora, sino también por las tareas a nivel de normalización, edición de normas, formación, etc. que realiza. Ofrece la más completa gama de marcas de certificación de productos y servicios con competencia en todos los sectores industriales y de servicios. Si disponen de la certificación para el producto y/o servicio deseado por una organización, ellos mismos le indicarán los pasos a seguir para obtenerla, así cómo a cuál de los Comités Técnicos han de dirigirse.

En resumen, yo sí soy partidaria de la certificación, tanto de los Sistemas de gestión como de los productos y/o servicios, pero como Responsable de Sistemas de gestión, considero que cada organización debe estimar en cada momento cuál de ellas le conviene. Si se tiene la oportunidad y las ganas de hacerlo, mi recomendación es animar a cualquier organización a que realice una apuesta por la certificación. Para comercializar un producto, las ventajas a obtener son numerosas. La tarea es ardua, pero al final, en mi opinión, recompensa.

¿Conocíais la diferencia entre ambos tipos de certificación?. En vuestras organizaciones ¿de cuál de las dos disponéis?. Espero vuestras sugerencias y/o comentarios en el blog o bien en Facebook y/o Twitter.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , ,

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: